lunes, 29 de enero de 2007

HISTORIA DEL DIARIO “EL MUNDO”

Hace algunos años, cuando empezamos a recavar información de nuestro barrio y le dimos forma al Taller de Historia Barrial de la Asociación Voluntarios de Parque Centenario, hallamos sólo ciertas pistas sobre la existencia (para nosotros remota) del diario “El Mundo”. Por la edad de quienes dimos inicio a la investigación de las cosas que pasaron y que hubieron en la zona, el diario “El Mundo” era apenas algún lejano recuerdo visual de un periódico, que pudieron haber comprado nuestros padres cuando éramos chicos.

La primera persona que nos instaló el tema fue un ex trabajador del diario, llamado Carmelo Grency, quien perdió una mano en sus talleres de impresión, y que hoy atiende su kiosco en Avellaneda y Eduardo Acevedo. Luego, recogiendo información de diversos vecinos sobre la historia del entorno de Parque Centenario, fuimos separando la que se refería al mundo.

Sintiendo nostalgia por el magnifico edificio que no conocimos, o que no registramos de niños, fuimos apreciando lo importante que había sido este medio de comunicación social, a partir de ir revalorizando a los protagonistas que por él transitaron. Resultó que las famosas Aguafuertes Porteñas de Roberto Arlt eran una columna semanal que durante años escribió en el diario este “capo” de nuestra literatura (llevando a “El Mundo” a vender más de medio millón de ejemplares los días en que él publicaba), editándose la última “aguafuerte” un día después de su muerte el 26 de julio de 1942. Que Mafalda, la mundialmente prestigiosa historieta de Quino, salía con una tirada diaria hasta el cierre del periódico. Que el primer director (y efímero) fue Alberto Gerchunoff, autor de “Los Gauchos Judíos”. Saber cuántas personalidades pasaron por este lugar y hacer una lista nos llevaría un rato, pero no caben dudas del valor cultural y periodístico que fue “El Mundo”.

Pero donde empezó toda la historia fue en 1904, cuando Alberto M. Haynes publica la novedosa revista El Hogar y logra un importante éxito de público y de trascendencia. Alberto Haynes era un inglés que había llegado a nuestro país en 1887 para trabajar en el británico Ferrocarril Oeste. Luego de algunos años y decidido a quedarse por estos pagos, inicia su carrera editorial que lo llevaría a construir lo que podríamos llamar el primer multimedio de Argentina. Fue un avanzado en editar revistas que para la época eran audaces en diseño e imágenes. Otra publicación que salió en los primeros años fue Mundo Argentino, que con altibajos estuvo décadas en los puestos callejeros de venta, llegando a ser dirigida por Ernesto Sábato en las ultimas épocas de su publicación. La Empresa Editorial Haynes Limitada (nombre oficial del emprendimiento de este inglés) editó muchas revistas como Mundo Deportivo, Sintonía, Tía Vicenta, Mundo Agrario, Mundo Rural, Don Goyo, Riqueza Argentina, PBT, Mundo Infantil, y algunas más a lo largo de más de sesenta años de existencia de la Editorial Haynes. Sin meternos en su historia, vale mencionar que Radio El Mundo fue parte también de esta empresa.

Hace unos meses, cuando ya habíamos comenzado a organizar el homenaje al diario, encontramos un pequeño artículo en el diario Clarín que anunciaba que la Asociación de Periodistas Jubilados organizaba un almuerzo con gente que estuvo vinculada a El Mundo. Participando de éste y luego de otros encuentros más, y con la solidaridad de su presidente Carlos Imaz (que trabajó en el diario), pudimos acercarnos a muchos trabajadores que pertenecieron a la Editorial Haynes, quienes con mucho afecto nos brindaron sus valiosos testimonios sobre la historia del periódico. Allí evidenciamos el compañerismo y grato recuerdo que guardan de sus días en aquella empresa, reuniéndose todos los meses en una confitería del barrio.

Volviendo a la historia, el 29 de diciembre de 1923 la Editorial Haynes inauguró la parte central del edificio de Río de Janeiro y Bogotá, que luego fue ampliado instalando allí sus propias y modernas maquinarias de impresión. Y desde allí comenzó a circular el diario El Mundo el 14 de mayo de 1928, con el revolucionario formato tabloide que lo hacia de mejor manipulación para leerlo en los tranvías, y lleno de fotografías que llamaban la atención, tanto por su precio (que era la mitad del de cualquier otro periódico: 5 centavos). Además hacía un concurso semanal con premio de mil pesos, según los resultados de los partidos de fútbol. Un precursor del Prode.

Esta es la información oficial que siempre reivindicó el diario, y que se instaló en el recuerdo. Pero resulta que cuando fuimos a resolver la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, encontramos un numero uno del diario El Mundo publicado por Haynes, con fecha 3 de abril de 1928. ¿Cómo se explicaba esto? Como nos contaron ex-trabajadores del diario, entre ellos Osvaldo Acita, Mauricio Eikihs, Roberto Marino, José Maria Branca, Ernesto Capece y otros, hubo un primer lanzamiento con la dirección de Gerchunoff que, siendo parecido a lo que después se conoció, salía diez centavos. Y fue un fracaso total. El 12 de mayo de ese mismo año dejó de salir, y dos días después se relanzó con un gran cambio de staff, comenzando por su director, quien pasó a ser por muchos años Carlos Muzio Sáenz Peña. Al poco tiempo bajaron el precio a la mitad de cualquier otro diario (cinco centavos), y allí se comenzó el éxito. La empresa, negando el fracaso anterior, nunca registró en sus comentarios y referencias el primer y efímero lanzamiento.

Con apenas un año de existencia del diario, y cuando comenzaba a consolidarse exitosamente su público lector, el 21 de junio de 1929, luego de haber cumplido la jornada habitual de trabajo en su despacho, falleció Alberto Haynes, producto de un síncope. Lo sucedería en la empresa Henry Wesley Smith, esposo de una de las hijas de Haynes y también británico, quien dirigirá el diario hasta la primer presidencia de Perón, cuando, por producto de una maniobra política del gobierno, la Editorial Haynes pasó a formar parte del consorcio estatal Alea, que manejaba los medios de comunicación expropiados. Allí, El Mundo, que se caracterizaba por un perfil independientozo pero sutil defensor de los intereses de las empresas británicas en Argentina, pasa a ser un diario con ciertas secciones que derivaron en panfleto pro-peronista. Luego del golpe de estado de 1955, el diario continuó unos años bajo intervención estatal hasta que se privatizó en manos de un grupo empresario compuesto por los dueños de Radio Rivadavia, Minera Aluminé y Banco Buenos Aires. Desde allí hasta el final hubo varios cambios de director y de entrada y salida de dueños de la editorial, hasta que por un desfalco financiero que vació la empresa terminó yendo a la quiebra. La fecha de la última edición del diario fue el 22 de diciembre de 1967.

Luego, la marca fue comprada por sectores vinculados al PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores) y la ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), y lo reeditaron en los años ’73 al ’74, hasta su clausura. Esta época no tiene continuidad con la historia del original, ya que no era impreso en el mismo sitio, ni eran los mismos empleados los que trabajaban tanto en la redacción como en los talleres. Además, no tuvo una gran tirada de ejemplares y su línea editorial era panfletaria, aunque ahora de izquierda. También existió un El Mundo vespertino, que fue un ensayo de la Editorial Haynes en 1967, pero tampoco tuvo éxito. Ya anteriormente la empresa había lanzado un vespertino con el nombre de El Siglo, con idénticos resultados comerciales.

En sus últimos años el diario era bastante equilibrado, y vale mencionar que fue uno de los pocos que se opuso al golpe militar que derrocó a Illia, como sí lo hicieron abiertamente los demás medios. Tal como lo demuestra la anécdota de Mafalda que se publicó un día después del golpe de Onganía, en la que el personaje con cara triste decía: “Entonces, eso que me enseñaron en la escuela...”. Luego sufriría Landrú la censura al ser prohibida la revista que él dirigía, “Tía Vicenta” (que era un suplememto del diario), cuando apareció un dibujo humorístico que hacía referencia a los bigotes del presidente de facto. Landrú además hacía el chiste de tapa del diario, generalmente sobre hechos políticos, como muchos años después lo hiciera Pagina 12 con Rudy y Daniel Paz.

Otros nombres que pasaron por las filas de El Mundo fueron: Horacio Rega Molina, Alejandro Sux, Pedro Juan Vignale, Alberto Casal Castel, Roberto Ledesma, Octavio Rivas Rooney, Ramón Gómez de la Serna, Alberto Insúa, Ortegal, Mario B. Quirós, Nicolás Olivari, Conrado Nalé Roxlo, Enrique González Tuñón, Bernardo Neustadt, Jacobo Timerman, Valentina Dardo Cúneo, Emilio Karstulovic, Calki, Amado Villar, Oski, Octavio Palazzolo, Miguel de Amalibia, Moisés Schebor Jacoby, Jorge Gótling, Horacio de Dios, Jorge Koremblit, Enrique Silberstein, y muchos más que, por una cuestión de mala memoria, les pedimos disculpas, pero no podíamos dejar de mencionar a quienes recordamos.

En esta empresa llegaron a trabajar cerca de tres mil empleados, con un criterio organizativo claramente de otras épocas, quienes allí trabajaron aún recuerdan con afecto el clima familiar que había y siguen identificándose como pertenecientes a la familia de El Mundo. También tenían un club que originariamente se llamó Alberto M. Haynes y luego Club Editorial Haynes, que primero funcionó en Rivadavia 4237, luego se mudó a Bogotá 115/119, y después de la quiebra un grupo de empleados lo mantuvo vivo un tiempo en Ambrosetti 861, aún el teléfono del lugar figura a nombre de la entidad. El club llegó a tener predios recreativos en Moreno y Quilmes, y sobre todo en su sede de Bogotá fueron inolvidables sus carnavales.

Durante décadas la barriada vibró al ritmo del movimiento del diario El Mundo, y hoy prácticamente no quedan vestigios. Nuestro olvido y nuestra desaprensión permitieron que el tradicional edificio de El Mundo fuera derrumbado. ¿Por qué fue necesario demoler semejante edificio si fue un baldío durante veinte años? ¿Por qué no quedó ni un mueble como testimonio de las personas que protagonizaron esta historia? ¿Qué fue realmente del archivo del El Mundo? Han pasado treinta años y no podemos responder a estas preguntas con certeza. En el momento de apogeo del diario, los trabajadores bromeaban y decían “guarda el día que estos tipos dejen de sostener la bola”, por los talantes de piedra que sostenían un mundo de cobre en la cima de la cúpula del edificio. Y desgraciadamente, tenían razón. Los tiempos han cambiado, nos dejan poco espacio para el recuerdo y la valoración de quienes marcaron un camino que hoy queremos rescatar. Esperamos que esta breve reseña rinda el homenaje merecido a lo que fue y seguirá siendo El Mundo para nuestra vida cultural.


Fabio Márquez

Fachada edificio de diario El Mundo


FUENTES:

- Calki, “El Mundo era una fiesta”, Ed. Corregidor, 1977.
- Ulanovsky, Carlos, “Paren las rotativas”, Ed. Espasa, 1997.
-Arlt, Roberto, “Aguafuertes porteñas”, Ed. Losada, 1958.
-Llanes, Ricardo, “De la amistad de algunos barrios – Imágenes y recuerdos del barrio de Caballito”, Cuadernos de Buenos Aires, M.C.B.A., 1961.
-Hemeroteca de la Biblioteca Nacional.
-Diarios La Prensa y La razón.
-Revista Argentina 15, Ed. Ediciones del ’70, 1970.
-Archivo General de la Nación.
-Asociación Amigos de Parque Rivadavia.
-Asociación Amigos del Tranvía.
-Sr. Osvaldo Acita
-Sr. Roberto Marino
-Sr. Mauricio Eikihs
-Sr. José María Branca
-Sr. Carmelo Grency.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

mi abuelo fue periodista y escritor, y trabajó en el diario. Se llamaba Rafael García Ibañez y fue un gran guionista de los primeros radioteatros.
Cariños
Susana García Ibañez

Anónimo dijo...

Fabio, aprovecho para preguntar si tienes informaciones sobre el ilustrador de las aguafuertes porteñas de Arlt, que firma como Bello.
Gracias, Eleonora.

Pablo S. Fernández dijo...

Hola a todos, me gustaría contactarme con gente que haya trabajado para la revista "Mundo Argentino" o diario "El Mundo". Escribo un trabajo acerca de un dibujante que ilustró allí. Dejo mi mail, es floresazuladas@hotmail.com. Muchas gracias.

patriciacriscueli dijo...

MI PADRE FUE PERIODISTA DEL DIARIO EL MUNDO ,SU NOMBRE ERA EDUARDO ANTONIO CRISCUELI ..COLABORO CON LA CREACIO DE MUNDO ESTUDIANTIL Y MUNDO AUTOMOTOR.POR EL CONOCI A VARIOS PERIODISTAS ,LAMENTABLEMENTE YA FALLECIO

ALICIA. dijo...

Grata sorpresa encontrar esta pagina!
Mi padre NORBERTO ALFREDO MARINO, y no, Roberto Marino, como por error Uds. lo nombran como fuente, fue Redactor - traductor de la Seccion Cables de la que el "Gallego" Iglesias era Jefe, quien nos regalo las estampitas de la comunion a mi y a mi hermano. Recuerdo cuando lo ibamaos a buscar a la hora de cierre, con mama y mi hermano, andabamos por los talleres, el linotipista nos regalaba nuestros nombres en la tira de plomo, la Tia Valentina me decia al pasar "ahi va Marinito", por la forma de pisar fuerte tan igual a mi padre, Ulises Barrera en Deportes, Barreto el teletipista que me contaba cuentos, me dibujaba soldaditos con la maquina y nos dejaba jugar con las cintas de papel amarillas de las teletipos!!!
El Hermoso edificio con el Mundo sobre la cupula! Si, se cansaron los atlantes de sostener tanta mentira, cuando en a epoca del defacto Gral. Ongania, se dio a lugar el vaciamiento de empresa y posterior quiebra fraudulenta del diario, que fue larga y devastadora para las familias de los trabajadores.
El Club Haynes! las fiestas infantiles y carnavales!
Coincidencia? La destruccion de los archivos de LR1 Radio el Mundo, perteneciente a la misma editorial?!!!
Aqui hemos tenido personajes de la talla de Hitler, Neron y Herodes, todo en uno, que se ocuparon de destruir la Cultura.
Lei por ahi, alguien lo describe como un "Diario de Izquierda" y me resulto mas que gracioso!! y aun mas cuando en el mismo parrafo habla de un diario "Peronista"!!
Gracias por vuestra investigacion en las fuente, no tocar de oido y vuestro recuerdo del Gran Diario!!!
Alicia N. Marino
http://www.el-ciruja.com.ar/
lichamar@hotmail.com

ALICIA. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALICIA. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALICIA. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALICIA. dijo...

Patricia Criscueli!!! soy Alicia Marino.
Nuestros pades fueron compañeros y compartieron tambien en Mundo infantil.
Que pena que esta pagina no haya estado antes!. Mi padre tambien fallecio, en el 2005. Le tenia un gran aprecio a tu padre.
Una alegria reconocer nombres de amigos!. Saludos.

pablo mastandrea arquitecto dijo...

mi padre trabajó en la gráfica de la editorial haynes desde 1932 hasta 1967 año de su cierre definitivo. fue el estereotipista (encargado de la impresión del diario) el mundo nunca fue de izquierda y si tuvo que ser peronista fue por causa de esa tiranía. estoy a disposición de quienes quieran colaborar para reconstruir su historia. soy pablo gerardo mastandrea, arquitecto. mi e-mail es gemas2100@hotmail.com

susana pena dijo...

MI PADRE TRABAJO 34 AÑOS EN EL DIARIO EL MUNDO,NO TENGO MUY CLARO QUE CARGO OCUPABA EN LA ACTIVIDAD DE LOS TALLERES SU NOMBRE HECTOR PEDRO PENA,fue una etapa muy linda de recordar porque mi PADRE sentia orgullo de pertencer a la EDITORIAL HAYNES.Es el dia de hoy que paso por RIO DE JANEIRO Y BOGOTO y me parede ver el EDIFICIO.GRACIAS SUSANA PENA supebon07@yahoo.com.ar

PATRICIA dijo...

ALICIA,CLARO QUE ME ACUERDODE TU PAPA,ERA IGUAL QUE EL MIO, FANATICO DE LOS AVIONES,RECUERDO UN DIA QUE SALIERON A VOLAR UNA
AVIONETA QUE TU PAPA ARMO.
MIPADRE LE TENIA GRAN APRECIO .
UN GUSTO GRANDE ME DISTES . SALUDOS.











MI PADRE LE TENIA GRAN APRECIO,

Anónimo dijo...

Editorial Haynes, fué mi primer empleo cuando tenía 14 años, fui cadete en la redacción de Mundo Infantil, el director era Renato Ciruzzi, Conocí a J.M.Villone, Horacio Besio, Leon Bouche, Valentina,B.Neustad, E.Rubio, M.E.Cartasegna, Gonzalez Arrili, F.J.Veronelli,Ulises Barrera, E.P.Maroni etc. Todavía conservo la libreta de trabajo de menor,con la firma del jefe de personal, fué entre los años 1951-1953, actualmente tengo 75 años, guardo muy lindos recuerdos, en el club,
bogotá 115/19 iba a bailar los dias de carnaval.

Alicia N. Marino dijo...

Pablito Mastandrea!!!! mi compañerito de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U.B.A.!!! Que sorpresa!!!! Nunca hablamos de este tema, por donde se propician los reencuentros!!! No sabia que tu padre pertenecio a esa raza de MUNDEROS!!!!
Y Patricia!!! es cierto, compartian muchos gustos!!! volar tambien, no solo con los aviones, sino con los ideales y convicciones de los hombres de honor de antaño.
Me da mucha felicidad haberlos encontrado y participar de la memoria del Gran Diario El Mundo.
Con Respecto a Roberto Arlt, ya quisiera tener yo un Lanza-llamas,quemaria muchas cosas!!! jajajajaja!!
un Abrazo!!

Alicia N. Marino dijo...

Olvide mencionar que mi tio, Hector Jorge Marino, tambien trabajo, como mi padre desde su adolescencia en el Diario. El tambien entro como cadete y se desempeño en la seccion en que se diseñaba la publicidad, no recuerdo como se denominaba.
Y en esa epoca tambien trabajaba Jacobson, el padre del hoy periodista Jorge Jacobson.

Saben, aun conservo una tijera fina y larrrrga, como de 30 cm. que papa trajo de recuerdo de ARCHIVOS, y aun la uso.

Fabio Márquez dijo...

Estimadas y estimados que han escrito opiniones compartiendo información y recuerdos familiares a partir de esta publicación. Debo decirles que esta nota fue el texto de un ejemplar de El Mundo, que realizamos desde la asociación Voluntarios de Parque Centenario en el año 1997, cuando colocamos una placa recordatoria en la esquina de Río de Janeiro y Bogotá. La placa que se encuentra hoy día es una similar a la que se puso en 1997, porque esa fue robada. Cuando se publicó este texto en este blog, yo ya no pertenecía a esta asociación y si estuve enterado de su publicación, y recién ahora casualmente volví a verla y encontrar estos comentarios. A la colocación de la placa del año 1997 vino Quino a descubrirla, juntos con mucho tabajadores de la editorial Haynes, familiares y vecinos del barrio. Además de repartir el ejemplar de homenaje al diario, se cortó la calle Bogotá e hicimos una pequeña fiesta, donde hasta estuvo actuando la murga Los Duendes de la Cortada de Caballito. Saludos cordiales para todos. Fabio Márquez PD: Para Eleonora: No tengo información del ilustrador de las aguafuertes de Arlt. Para Alicia: la verdad que este trabajo lo hice hace mucho tiempo y no recuerdo la cuestión del nombre de tu padre que me mencionás, que pude haberme equivocado o alo mejor fue otro Marino. Nuevamente saludos para todos.

Carlos Rey B. dijo...

Angel Bernardez, hermano de mi madre, trabajó en el diario El Mundo. Esta es la única referencia que tengo de él. Agradeceré a aquel que pueda aportarme alguna información para ubicarlo a él o a sus familiares.
Gracias
Carlos Rey Bernardez
ciudad6@hotmail.com

andrea susana marino dijo...

Buscando noticias sobre el Diario el Mundo encontré esta nota. Que alegría, aquí nombran a mi padre ROBERTO MARINO, como uno de los que aportaron su testimonio par contar la historia. Me encantaron todos los recuerdos. Mi papá falleció en el año 2004, y me dejò los mejores recuerdos del diario.
Cariños, Andrea Susana MARINO

andrea susana marino dijo...

Buscando noticias sobre el Diario el Mundo encontré esta nota. Que alegría, aquí nombran a mi padre ROBERTO MARINO, como uno de los que aportaron su testimonio par contar la historia. Me encantaron todos los recuerdos. Mi papá falleció en el año 2004, y me dejò los mejores recuerdos del diario.
Cariños, Andrea Susana MARINO

ALICIA. dijo...

Es cierto, me disculpo, habia otro Marino, Roberto, que tambien conocia mi padre, Norberto Marino.
DON MIGUEL DE AMILIBIA, no Amalibia, español, antifranquista aserrimo y un pan de Dios!!
El Negro "Villita", cuyo hijo fue un gran basquebolista de 1º linea.
Manuel Iglesias, jefe de CABLES.
alguien tendra fotos de aquella epoca gloriosa, para compartir?

Alicia N. Marino
http://www.el-ciruja.com.ar/
lichamar@hotmail.com

Hector Morrone dijo...

Yo trabajè en el diario El Mundo, era cobrador de la empresa y era un lujo trabajar en esa editorial. Un lugar pleno de libertad.Entrè cuando tenìa 18 años y el director era Javier Diaz.Y estuve hasta su cierre definitivo en 1968 quedando en la calle junto a todos los obreros, empleados y periodistas. Vi llorar en la puerta del diario a gente que estaba por jubilarse. Ninguno creo cobrò indemnizaciòn alguna. Yo con 25 años quedè marcado para siempre y jamàs entre a trabajar en relaciòn de dependencia.Uno llegaba a amar tanto a ese diario que era un honor trabajar en el. Cuando salìamos nos ibamos al Club Editorial Haynes que estaba por la calle Bogotà. Mi carnet del sindicato de prensa me lo firmò Osvaldo Bayer, que en ese tiempo era secretario general del gremio. Todo un lujo.

ALICIA. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALICIA. dijo...

Hector, soy hija de Norberto Alfredo Marino, Redactor-Traductor de Cables.
Es cierto, a nadie le pagaron la indemnización, fue un vaciamiento de empresa.
Todas las familias lo padecimos, fueron 2 años de ir a trabajar sin cobrar sueldos, para no perder el derecho a indemnización y después ... la nada. Recuerdo los sacrificios de mi padre que ocupaba las horas libres trabajando para alguna agencia, que debia salir de casa tempranisimo para ir caminando de Villa Ballester al centro de la ciudad para ahorrar el dinero de los pasajes y con eso comprar los cigarrillos que no podian faltarle y darnos a mi hermano y a mi para los pasajes del colectivo al cole.
Fue duro y triste. Pero el siempre estuvo orgulloso de haber empezado a los 17 años en EL MUNDO.

Cyrus del Sur dijo...

Hola ! hoy gracias a internet uno puede bucear un poco con relación a sus antepasados.
Mi padre, Renato Ciruzzi, trabajó muchos años para Editorial Haynes, y siempre recordaba con alegría y orgullo aquellos años. Falleció en 1976 y lamentablemente por mi edad en ese entonces, 16 años, no pude hablar con él de estas cosas. Muy lindo recuerdo para los que allí dejaron lo mejor de sí. Gracias !
Renato Ciruzzi ( h )

ALICIA. dijo...

RENATO:
Sería bueno que dejaras aquí la sección enla que trabajó tu padre. tal vez, asi encuentres a algun compañero.
Alicia.

Ruben Pozzi dijo...

Comence' a trabajar en 1962 y hasta el cierre en Deportes cubriendo el rugby. Llegue' de la mano del "Gallego" Ferna'ndez que sucedio'en Automovilismo a Miguel Angel Merlo que se fue para La Razo'n. Beto Devoto, era el Jefe de la Seccio'n y el segundo era Rau'l Canizzaro. Estaban los mellizos Rodri'guez Duval, Jorge Apicella, Naum Zalcman y muchos otros. Resultaba genial cuando entraban la "Negra" Zulma Nu'ñez, o la T'ia Valentina y comenzaban unos retrueques impagagables y risibles con Beto Devoto. Recuerdo que la primer nota la escribi' en la ma'quina de Esteban Peicovich y cuando lleg'o a la Redacci'on General ped'i las disculpas del caso explicando que debutaba. Esteba'n me dijo, no lo olvido, tranquilo pibe que la m'aquina est'a en buenas manos.Que honor y emoci'on. Era sa'bado y cubr'i el adelantado de la UAR en cancha del CASI. Lo dirigio' Eduardo Niño, referee inolvidable por su sapiencia, San Marti'n le gano'al ascendido Olivos. Era la nota de prueba.Canizzaro que lo hab'ia cubierto, ley'o la nota y me dijo ponele un titulo porque va tu nota y no la mi'a. Y as'i salio San Marti'n aprovecho que el "aire" no llego'a Olivos, aludiendo a que Olivos se quedo' sin energ'ias en el segundo tiempo.Pasaron 53 años pero parece que fue ayer. Inolvidable diario El Mundo. Como La Raz'on vespertina a la que entre dos semanas despue's de mi debut periodi'stico. Y segu'i hasta Julio de 1990 cuando la cerraron por quiebra. Del Mundo no cobr'e como todos la indeminazci'on. De La Razo'n recibi' migajas tras 28 años de trabajo. En el 2015,a los 75 y jubilado,evoco viejos. tiempos y emociones vivi'das

guillermo ibarra dijo...

Hola, quisiera saber si tienen alguna informacion sobre el club Haynes de av.Rivadavia 4237 gracias.

ALICIA. dijo...

Rubén Pozzi: Si bien ya no recuerdo sus cara, si recuerdo sus nombres, Beto Devoto, Zulma Núñez, Tía Valentina y haber visto a muchos al ir de cables al bufet pasando por espectáculos y deportes, la tarima para entrar por la puerta con ojo de buey, el pasillo y a tomar una coca con galletitas merengadas o comer un postre "tarantenta que tan rico lo hacían con dulce de leche abundante.
La Tía Valentina me decía "ahí va la Marinito, taconeando a paso firme!", Era un amor de mujer. Yo era una pequeña en ese entonces.
Papá, Norberto Alfredo Marino (cables de El Mundo)terminó su vida laboral periodística en La Razón, como Jefe de Redacción también en 1990. En El Mundo sin indemnización lo de La Razón fue otra quiebra fraudulenta a las que nos tienen acostumbrados ciertos empresarios-delincuentes, que en este caso se rajaron a Brasil con toda la guita y los empleados cobraron migajas tras años de lucha.

luciana yael dijo...

Hola, necesitarìa los ejemplares del diario de 1938, saben dónde localizarlos? gracias

Maria Isabel cajaraville dijo...

Hola mi papá fue linotipista del diario El Mundo hasta la época peronista evidentemente dejó una marca importante en la historia.